Tortuga Leopardo

La Tortuga Leopardo, es un hermoso animal que proviene del continente africano. Se caracteriza por ser muy grande, además del diseño en su caparazón y por ser un reptil exótico, que puede llevar una vida doméstica.

Aunque te voy a avisar lector:

  1. Si estás pensando en adquirir una mascota y tu elección es la tortuga leopardo, no es de las especies más fáciles es de mantener.
  2. Quizás si has llegado a este artículo, te interesará saber qué comen, qué hábitat necesitan y qué problemas pueden aparecer.

Características de la Tortuga Leopardo

Características de la Tortuga Leopardo

La Tortuga Leopardo, es un quelonio de tierra que frecuenta zonas calientes. La definición de su nombre Pardalis, proviene de pardus, que es leopardo, y representa las formas negras y fondo claro de su caparazón.

Entre sus aspectos generales tenemos:

  • Nombre científico: Stigmochelys Pardalis
  • Origen: Sabanas de África, Sudán y Sudáfrica
  • Hábitat: este ejemplar vive en llanuras, campos semiáridos, zonas más secas y montañas.
  • Promedio de vida: puede vivir hasta 100 años.
  • Reino: Animalia
  • Filo: Chordata
  • Clase: Reptilia
  • Orden: TestudinesSuborden: Cryptodira
  • Superfamilia: Testudinoidea
  • Familia: Testudinidae
  • Género: Stigmochelys
  • Especies: S. pardalis

Comportamiento y temperamento de las tortugas leopardo

La tortuga Leopardo es una especie de gran tamaño, pero su comportamiento es más defensivo que de ataque, la leopardo se retrae dentro de su caparazón y cuando lo hace se escucha el movimiento de sus extremidades.

Es de pigmentación clara (amarilla), tanto en sus patas y cabeza. Su caparazón es su zona más llamativa de forma cónica y curvada. Cada ejemplar tiene un diseño distinto en su caparazón.

Unos pueden tener más figuras en negros, mientras que otros tienen el color de fondo más claro. Su plastrón es de pigmentación más oscura. En sus patas, tienen garras fuertes que le permiten cavar sus nidos e incluso apoyarse.

Comportamiento y temperamento

Al igual que otras tortugas, las tortugas leopardo son lentas, tranquilas y no agresivas. Suelen ser animales de buen carácter y no son las mascotas más nerviosas y excitantes.

Aunque una tortuga más grande puede confundir un dedo con comida, las tortugas leopardo no son conocidas por morder a las personas. No les gusta que las manipulen con frecuencia. Si se sienten amenazadas, es probable que se metan en su caparazón para defenderse.

A diferencia de otras especies de tortugas, las tortugas leopardo no son conocidas por ser escaladoras y no excavan mucho. En la naturaleza, los machos pueden volverse agresivos con otros machos durante la época de apareamiento, pero en cautividad, las tortugas leopardo son relativamente dóciles.

No son ideales para los propietarios novatos, ya que requieren muchos cuidados en comparación con otras tortugas. Necesitan un espacio amplio, protección contra las bajas temperaturas y una dieta variada y nutritiva.

¿Qué come la Tortuga Leopardo?

¿Qué come la Tortuga Leopardo?

La Tortuga Leopardo es completamente vegetariana, no como otras de su especie, que van cambiando su dieta mientras crecen. Se alimenta únicamente de vegetales, plantas o frutas de su entorno.

Tal y como hemos comentado, las tortugas leopardo son herbívoras; su dieta consiste en una gran variedad de plantas, como hierbas, cardos, pastos y suculentas.

A veces roen huesos o incluso heces de hiena para obtener calcio, necesario para el desarrollo de los huesos y la cáscara de sus huevos. Las semillas pueden pasar sin digerir por el intestino, por lo que la tortuga leopardo desempeña un papel importante en la dispersión de semillas.

Normalmente activas durante el día, son menos activas cuando hace calor o durante la estación seca.

Uno de los cuidados para una tortuga leopardo, es tener una buena alimentación, entre ellos tenemos:

  • Cualquier tipo de Planta.
  • Fruta.
  • Verduras.

La tortuga leopardo, es un reptil de gran tamaño. Por ello debe comer alimentos que sean ricos en fibra. Tales como:

  • La alfalfa.
  • Hojas de Brócoli.
  • Dientes de león.
  • Endibia.
  • Canónigos.

No es una especie que se caracterice por comer tantas verduras, pero es posible dárselas con cierta moderación. No es recomendable darle siempre lechuga, no obstante no porque no sea un alimento de su agrado, hay una razón.

La lechuga no le permite elevar su nivel nutritivo, la tortuga Leopardo es un reptil grande. Por ello debe mantener una dieta balanceada, que la sacie y aporte los nutrientes necesarios por su gran tamaño.

Reproducción de las tortugas leopardo

¿Cómo es su reproducción?

La tortuga leopardo alcanza la madurez sexual entre los 12 y los 15 años de edad, y puede llegar a vivir entre 80 y 100 años. Durante la época de apareamiento, los machos luchan por las hembras, embistiendo y golpeando a sus competidores.

Persiguen a las hembras a cierta distancia, a menudo embistiéndolas para someterlas. Durante el apareamiento, el macho emite gruñidos. La anidación se produce entre mayo y octubre, cuando la hembra cava un agujero y pone una nidada de cinco a 30 huevos.

En una sola temporada puede poner de cinco a siete nidadas. La incubación dura entre 8 y 15 meses, dependiendo de la temperatura.

Los numerosos depredadores de los huevos y las crías incluyen lagartos, serpientes, chacales y cuervos. Los adultos tienen pocos depredadores naturales, pero se ha informado de que los leones y las hienas los atacan ocasionalmente.

¿Dónde vive la Tortuga Leopardo?

¿Dónde vive la Tortuga Leopardo?

El hábitat de la Tortuga Leopardo es de clima cálido o bastante seco. Estos climas se caracterizan por un ciclo de lluvia y después seco. Suelen ser zonas con temperaturas realmente elevadas de aproximadamente 32°C.

La Tortuga Leopardo se encuentra también en el centro – sur de África, pero se extienden en localidades adyacentes, entre ellas tenemos:

  1. Etiopía
  2. Somalia
  3. Kenia
  4. Tanzania
  5. Zambia
  6. Zimbabue
  7. Angola
  8. Botsuana
  9. Namibia
  10. Sudáfrica

Las tortugas leopardos pueden encontrarse en diferentes niveles, referente a la altura del mar. Su preferencia en el hábitat son los desiertos y los lugares donde existe cierta vegetación, que le permita camuflarse con el entorno.

Siendo su caparazón el mejor disfraz, este le permite ser uno con el entorno y así evitar ataques de depredadores de gran tamaño, como los leones.

Es cierto, que a este reptil le gustan las zonas calientes, pero en época de lluvia le gusta sumergirse en pozos.

Los expertos indican que, en temporadas de inundaciones, la Tortuga leopardo es capaz de aguantar 10 minutos sumergida en el agua y desplazarse en ella sin problema alguno.

¿Qué tamaño puede llegar a alcanzar?

¿Qué tamaño puede llegar a alcanzar?

La Tortuga Leopardo es una de las especies más grandes del mundo, posicionando el cuarto sitio. Siendo también la segunda, de mayor tamaño en las localidades africanas.

Su tamaño varía entre los 60 a 70 cm de longitud. Sin embargo, dependiendo de su localidad, tienden a hacer de mayor tamaño. Por ejemplo, en las comunidades de Somalia y Etiopía, existen ejemplares de hasta 100 cm de longitud.

La tortuga leopardo es la cuarta especie de tortuga más grande del mundo; los adultos típicos alcanzan los 40 cm y pesan 13 kg.

Los adultos tienden a ser más grandes en los extremos norte y sur de su área de distribución, donde los ejemplares típicos pesan hasta 20 kg, y una tortuga excepcionalmente grande puede alcanzar los 70 cm y pesar 40 kg.

El caparazón es alto y abovedado, con lados empinados y casi verticales.

Los especímenes jóvenes y los adultos están marcados de forma atractiva con manchas negras, puntos o incluso rayas sobre un fondo amarillo.

En los adultos maduros, las marcas tienden a desvanecerse en un marrón o gris anodino. La cabeza y las extremidades tienen un color uniforme amarillo, tostado o marrón.

Respecto a su peso, en este ejemplar va de la mano con su tamaño. Si el galápago mide entre 35 y 40 cm, debería pesar entre 13 y 18 kg. También, existen ejemplares de mayor peso, algunos pueden pesar 40 kg.

En esta especie, el macho es mucho más pequeño que la hembra.

¿Cuándo se aparean las Tortugas Leopardos?

¿Cuándo se aparean las Tortugas Leopardos?

La Tortuga Leopardo se caracteriza por tener un promedio de vida bastante largo, por lo tanto, llegar a su madurez sexual también es un periodo largo. Este reptil llega a su madurez sexual, aproximadamente entre los 12 o 15 años.

También es importante mencionar que, si este ejemplar vive en cautiverio, su desarrollo sexual es mucho más rápido, el cual tiene un aproximado de 6 años.

En el proceso de reproducción, el macho golpea a la hembra en el caparazón y la persigue hasta que ella decide aceptarlo. Algo muy particular de esta especie, es que el macho genera sonidos fuertes a nivel vocal, en el proceso.

Las tortugas leopardos son monógamas, por lo tanto, solo anidan con una pareja por año, cuando se da inicio a su ciclo de reproducción. Dando fecha de mayo a octubre.

¿Cómo y dónde depositan los huevos?

Después de su proceso de reproducción, la hembra cava un nido en la tierra. Este hoyo tendrá aproximadamente 10 cm de profundidad y 30 cm de ancho. Una vez realizado el nido, la madre comienza a desovar sus huevos.

Después de terminar de poner cada uno de sus huevos, la madre los resguarda con tierra, estos tienden a ser de forma esférica y realmente frágiles. El proceso de incubación de las crías, es de 9 a 12 meses.

Este número puede variar según los factores climáticos donde se encuentre el nido. Estos reptiles pueden anidar de 5 a 7 veces por ciclo productivo, en un intervalo de 3 a 41 semanas y son capaces de colocar entre 5 y 30 huevos.

¿Dónde debo tener a mi tortuga leopardo?

¿Dónde debo tener a mi tortuga leopardo?

¿Vives en una zona fría? Piénsalo antes de tener una tortuga leopardo

Si vives en una zona con un clima frío, quizá debas reconsiderar la posibilidad de tener una tortuga leopardo.

Estos animales necesitan temperaturas cálidas todo el año y no toleran el frío. Debido a su tamaño y a la necesidad de luz solar, las tortugas leopardo deben mantenerse en un recinto seguro y en el exterior en la medida de lo posible.

En el jardín, debes recrear su hábitat natural y protegerla

Si piensas tener una tortuga leopardo en el jardín, debes tener un lugar donde pueda esconderse.

Debe estar vallado para que la tortuga se sienta segura y para protegerla de los depredadores. No pongas una tortuga leopardo en un lugar en el que incluso un perro bienintencionado pueda encontrarla; la situación puede no acabar bien para la tortuga.

Las crías de tortuga, durante sus primeros meses de vida, deben permanecer en el interior, lejos de los depredadores.

Intenta que la zona donde vaya a residir parezca su hábitat natural. Proporciónale alfalfa y otras hierbas para que pasten. Manten un recipiente poco profundo con agua para beber, no obstante asegúrete de que la tortuga no se atasque en él.

En la naturaleza, las tortugas escarban en la tierra para poner huevos, así que proporcione suelo desnudo para escarbar en su corral. La exposición al sol es crucial para las tortugas leopardo, por lo que necesitan una zona de asoleo donde puedan absorber vitamina D, esencial para su buena salud.

¿Está en peligro de extinción la tortuga leopardo?

Si hace mucho frío, llévala al interior o morirá

Si no puedes mantener a su tortuga en el exterior durante todo el año, intenta para construir un corral interior considerable: un recinto de al menos 3 metros por 3 metros con paredes de al menos 2 metros de altura.

Si tienes una pequeña habitación libre en una zona cálida de tu casa, considera convertirla en un refugio para tu tortuga.

Limpia a fondo el recinto interior o exterior de la tortuga, eliminando los desechos visibles de las mascotas y limpiando su plato de agua a diario.

Posibles problemas y enfermedades

Infecciones respiratorias

Las tortugas leopardo en cautividad son increíblemente susceptibles a infecciones respiratorias.

Estas suelen producirse cuando el recinto del animal es demasiado húmedo.

Infección del caparazón por hongos

Otra condición común y dolorosa entre las tortugas es la putrefacción del caparazón, que está causada por una infección de hongos. Los signos de la podredumbre del caparazón incluyen un caparazón seco y escamoso que puede tener un olor desagradable.

Posibles problemas y enfermedades

Enfermedades de los huesos

Quizá la dolencia más grave que afecta a las tortugas leopardo en cautividad es la enfermedad ósea metabólica.

Esta enfermedad potencialmente mortal es el resultado de un desequilibrio en la relación fósforo-calcio de la tortuga. La enfermedad ósea metabólica provoca huesos blandos y débiles y puede provocar la deformación de las extremidades de la tortuga.

Estas condiciones médicas son tratables por un veterinario especializado en reptiles. Asegúrete de seguir las instrucciones de tu veterinario para su cuidado y tratamiento.

¿Está en peligro de extinción la tortuga leopardo?

Como muchos ejemplares exóticos que se encuentran en peligro de extinción, la tortuga leopardo también tiene una clasificación. Esto se debe principalmente por su dieta, muchos pobladores la califican como plagas de cultivos.

Es por ello que muchas personas las matan. También su carne es objetivo para muchas personas, existen diversas localidades de gran porcentaje que se alimentan de ella y dan uso a su caparazón.

En la universidad de Michigan, afirman que existen 5.990 ejemplares de Tanzania y 500 en Etiopía. Por lo tanto, las tortugas leopardos están catalogadas como precaución menor (LC) en la UICN

Bibliografía y referencias

Sobre el autor

Redactora y Editora | marta@mitortuga.net | + posts

Soy Marta y mi labor en MiTortuga.net es de redacción y edición de los artículos.

Compagino esta tarea con mis estudios en Ciencias Medioambientales en la UNED.

Soy fan del medio ambiente, la naturaleza y los animales en general. Desde pequeña que mis padres me regalaron una tortuga laud, son mis mascotas preferidas.

Hace mucho tiempo que tengo tortugas, cuidado de ellas y disfruto de su compañía. A pesar de ser reptiles, considero que son seres muy sociables y cariñosos (¡A su manera!).

Deja un comentario