La Salud del Caparazón de tu Tortuga

Las tortugas de diferentes especies tienen caparazones que varían en tamaño, color y forma, pero todas tienen algo en común: sus caparazones son duros y las protegen.

A veces, las condiciones ambientales, la nutrición, las enfermedades o los traumatismos pueden alterar el aspecto y la eficacia de estos caparazones, por lo que saber más sobre ellos puede ayudarte a determinar si tu tortuga está sana o no.

En este artículo vamos a intentar identificar los problemas más habituales que puede tener una tortuga en su caparazón y cómo enfrentarnos a ellos.

Con estos puntos evitarás la mayoría de problemas de caparazón en tu tortuga:
  • Debes vigilar semanalmente la evolución del caparazón de tu tortuga y los posibles cambios que haya tenido (color, forma…).
  • Tu tortuga debe llevar una alimentación adecuada.
  • También debe recibir suficiente rayos de sol a diario.
  • Debemos evitar posibles peligros que ocasionen golpes (que deriban en infecciones en el caparazón).
Cuidados del caparazón de mi tortuga
12019 / Pixabay

¿Qué es el caparazón de una tortuga?

Los caparazones de una tortuga son las escamas duras que componen su caparazón y que parecen placas separadas. Los caparazones forman una capa exterior protectora que cubre los huesos y el epitelio del caparazón de la tortuga.

Los caparazones están hechos de queratina, similar a las uñas. Los escudos cubren una capa de epitelio que recubre el caparazón óseo. A medida que la tortuga crece, el epitelio secreta nuevos y mayores escudos bajo los caparazones exteriores. La capa exterior del caparazón es la más antigua.

Problemas del caparazón de una tortuga
Scottslm / Pixabay

Estos caparazones en algunas especies de tortugas acuáticas normalmente se desprenden como secciones individuales a medida que la tortuga crece y muda su piel, pero el hueso debajo de los escudos nunca debe quedar expuesto.

Las tortugas terrestres y las tortugas de tierra no se desprenden de sus caparazones, pero las capas exteriores suelen desgastarse en las especies que excavan madrigueras. La columna vertebral y las costillas de la tortuga están unidas a los huesos del caparazón.

Las tortugas  tienen un caparazón (la parte superior o dorsal) y un plastrón (la parte inferior o ventral), ambos deben ser siempre duros (a menos que se trate de una tortuga recién nacida o de una especie de tortuga acuática que siempre tiene un caparazón blando).

Ambas partes del caparazón están conectadas por el lado del cuerpo para proteger los órganos de la tortuga y la mayor parte de su cuerpo. El caparazón de la tortuga está formado por secciones visibles denominadas escudos.




Posibles problemas de salud que podemos encontrar en el caparazón

Pirámides

Dado que el aspecto de los caparazones de las tortugas puede variar de una especie a otra, algunas tortugas tienen naturalmente picos en sus caparazones (como la tortuga estrellada de la India), pero la mayoría de las especies no los tienen.

La piramidación se refiere a la forma anormal que tienen las secciones individuales (del caparazón) en forma de pirámide o pico elevado.

Suele ser un problema de cría y ocurre debido a la desnutrición crónica o la iluminación inadecuada. Las tortugas salvajes no tienen este problema a menos que algún tipo de traumatismo haga que el caparazón parezca piramidal.

Identificar problemas caparazón tortuga
Chikilino / Pixabay

El exceso de un requisito dietético específico, como la proteína, la falta de calcio o vitamina D en la dieta, o la falta de iluminación ultravioleta (UVB) que permite la producción de vitamina D, pueden producir pirámides en el caparazón de tu tortuga.

Estas malformaciones son completamente evitables proporcionando los alimentos, la iluminación y los entornos adecuados para sus tortugas.

Estas pirámides permanecerán durante toda la vida de su tortuga, incluso después de corregir los problemas con la nutrición y la cría adecuada.

Pudrición del caparazón

«Podredumbre» es un término que los aficionados a los reptiles utilizan para referirse a una infección en alguna parte del cuerpo. La podredumbre del caparazón se refiere obviamente a una infección del caparazón. Tanto el caparazón como el plastrón pueden sufrir esta enfermedad.

La podredumbre del caparazón suele estar causada por bacterias que crecen en entornos sucios, como el agua sucia (por lo que es importante saber cómo mantener limpia el agua de su tanque de tortugas acuáticas) o el lecho mohoso.

Se produce cuando las bacterias infectan los vasos sanguíneos y el caparazón de la tortuga.

Acaban provocando pequeñas picaduras y hendiduras o dándole un aspecto apolillado. Pueden empezar a formarse puntos blandos o incluso tener zonas de secreción sanguinolenta. La putrefacción del caparazón puede provocar la caída de escudos enteros, dejando al descubierto el hueso (y los nervios) que hay debajo.

La putrefacción del caparazón requiere un tratamiento con antibióticos agresivos y tardará mucho tiempo en curarse. Ponte en contacto con tu veterinario, a poder ser especializado en reptiles, si crees que tu tortuga tiene una infección.

¿Cómo puedo saber si el caparazón de mi tortuga se está pudriendo?

Los síntomas de la putrefacción del caparazón suelen comenzar con una decoloración casi imperceptible en el caparazón (parte superior del caparazón) o en el plastrón (parte inferior) de la tortuga.

El cambio de color puede ser blanco, amarillento o verde con apariencia de moho. Puede aparecer en forma de manchas y en cualquier parte del caparazón.

UCS (Enfermedad ulcerosa cutánea)

La enfermedad ulcerosa cutánea septicémica (UCS) es una enfermedad grave que puede empezar como una infección en el caparazón por algún tipo de traumatismo o herida combinada con una mala cría.

Acabará afectando al hígado y a otros órganos debido a las bacterias que entran en el torrente sanguíneo desde la herida del caparazón.

Debes hacer que tu tortuga sea visto por un veterinario especializado si alguna vez tiene alguna herida o traumatismo.

Cambio de caparazón (muda)

En muchas especies de tortugas acuáticas, los escudos individuales deberían desprenderse de forma natural una o dos veces al año y exponer sólo nuevos escudos por debajo.

Si los caparazones se caen y se puede ver a simple vista el hueso blanco/crema, lo más probable es que haya una infección grave o algún tipo de traumatismo en el caparazón.

El hueso expuesto es doloroso para tu tortuga y es muy grave.

Enfermedad metabólica de los huesos

La enfermedad ósea metabólica es el resultado de que tu tortuga reciba una cantidad inadecuada de calcio, vitamina D y rayos UVB.

Hace que sus huesos pierdan el calcio y que su caparazón acabe por ablandarse o malformarse. Puede evitarse fácilmente con una cría y una nutrición adecuadas y a menudo se corrige con terapias agresivas.




¿Por qué el caparazón de mi tortuga se vuelve rojo?

La podredumbre del caparazón es la forma común de decir que una tortuga tiene una infección en su caparazón, que puede ser a consecuencia de un daño o a una mala cría.

Las tortugas de compañía tienden a tener signos más sutiles, pero estos pueden incluir un tinte rojo en áreas del caparazón, baba sobre el caparazón, mal olor, descamación de los escudos y un caparazón fácilmente dañado.

¿Debo cepillar el caparazón de mi tortuga?

Utiliza un cepillo de dientes y restriega suavemente todo el caparazón de la tortuga, prestando especial atención a las zonas donde se puede acumular suciedad. Recuerda que la tortuga puede sentir su caparazón, así que no restriegues demasiado fuerte o de lo contrario, le harás daño.

A continuación, restriega las patas, la cola y el cuello de la tortuga, pero ten cuidado con estas zonas, ya que son más sensibles.

La salud el caparazón de las tortugas

¿Cómo saber si la podredumbre del caparazón se está curando?

El caparazón está curado cuando está libre de secreciones y olores, y está «liso» (pueden quedar cicatrices irregulares de por vida). No recomendamos un acoplamiento en seco que conllevar a una disminución de la ingesta de alimentos y agua.

¿Puedo poner aceite de coco en el caparazón de mi tortuga?

Sumerge a las tortugas en agua normal durante 10-15 minutos para que la beban en lugar del agua aceitosa.

Mientras tanto, en la segunda tina agregue 3 cucharaditas de aceite de coco y dos cucharaditas de aceite de oliva al agua tibia y revuelva para mezclar. Siempre puedes añadir más después si es necesario.

¿Puede un caparazón de tortuga repararse a sí mismo?

Dado que los caparazones de tortuga están hechos de materiales vivos, orgánicos y naturales, tienen la capacidad de curarse por sí mismos. Al igual que un brazo roto se recompone lentamente, un caparazón de tortuga puede curarse por sí mismo.

Problemas del caparazón de la tortuga

Mi tortuga tiene manchas blancas en su caparazón, ¿Qué son?

La piel de las tortugas se desprende periódicamente (y normalmente) en trozos. En el agua, la piel desprendida aparece como una sustancia blanquecina y «borrosa» que se desprende de la piel y que a veces se confunde con hongos u otras enfermedades. … Los escudos (placas) del caparazón normalmente se desprenden a medida que la tortuga crece.

¿Por qué el caparazón de mi tortuga se vuelve verde?

El crecimiento de algas en el caparazón de una tortuga es normal. De hecho, la mayoría de las tortugas salvajes tienen algunas algas creciendo en su caparazón.

Dicho esto, no puedes ignorar por completo las algas en el caparazón. Existe la posibilidad de que esté ocultando algo debido a una enfermedad o infección anterior.

¿Cómo puedo saber si mi tortuga tiene hongos?

Las manchas blancas o grises difusas en la piel de su tortuga pueden indicar una infección por hongos. Otros síntomas pueden ser la descamación, la peladura, las ampollas o la presencia de una sustancia parecida al queso en su piel. La muda normal de la piel no produce manchas blancas, enrojecimiento o hinchazón

¿Cómo puedo mantener el caparazón de mi tortuga sano?

Ofrece diferentes tipos de alimentos para mantener a tu tortuga sana, e incluye en la dieta suplementos de vitaminas, minerales y calcio, según sea necesario para una buena nutrición.

Las tortugas necesitan mucha luz solar para tener un caparazón sano, y las dosis diarias de luz solar son esenciales para una tortuga sana.

Afortunadamente, es fácil proporcionar un buen cuidado al caparazón de la tortuga para mantener a tu amigo reptil sano, y un buen cuidado general de la tortuga minimiza el riesgo de problemas en el caparazón.

Dale un hábitat adecuado

Los diferentes tipos de tortugas requieren diferentes condiciones de vida.

Asegúrete de que tu tortuga tiene suficiente espacio para vagar y explorar en tu casa y que su tanque, recinto o caja se mantiene a la temperatura y humedad adecuadas para sus necesidades fisiológicas.

Evita obstáculos o posibles peligros

Las tortugas pueden meterse en más problemas de lo que muchas personas creen, y es importante que tu tortuga no pueda quedarse atascada en espacios estrechos, caerse o que le caiga accidentalmente algo que pueda dañar su caparazón.

Mantén limpio su espacio

El lecho sucio, la comida podrida y el agua sucia pueden albergar bacterias que pueden infectar el caparazón de la tortuga.

Limpia el tanque o la jaula con regularidad, desecha la comida no consumida y limpia los platos de comida y agua todos los días para proteger a tu tortuga de posibles infecciones.

Dale una dieta saludable

Las tortugas tienen necesidades dietéticas diferentes, y debe investigar qué alimentos son los mejores para su tortuga o galápago.

Ofrécele diferentes alimentos para mantenerla sana, e incluye en la dieta suplementos de vitaminas, minerales y calcio según sea necesario para una buena nutrición.

Proporciona una luz solar adecuada

Las tortugas necesitan mucha luz solar para tener un caparazón sano, y las dosis diarias de luz solar son esenciales para una tortuga sana.

Las luces UV o las luces del tanque pueden ser sustitutos o suplementos útiles, y asegúrete de que tu tortuga tiene una roca de asoleo cómoda para que pueda tomar el sol un número de horas adecuado y mínimo.

Luz, Solar
jplenio / Pixabay

Vigila su seguridad e integridad física

Tenga siempre mucho cuidado cuando su tortuga esté fuera de su tanque o jaula, manteniéndola a salvo de animales domésticos bulliciosos, peligros inesperados o manipulación insegura. Incluso una pequeña caída puede dañar a una tortuga, así que manipule siempre a estos reptiles con cuidado para proteger su caparazón.

Revisa de forma habitual el caparazón de su tortuga

Cuanto antes notes cualquier problema en el caparazón de su tortuga, antes podrá tomar medidas para corregir esos problemas y mantener a su mascota sana.

Observs atentamente el caparazón de su tortuga cada semana para notar cualquier cambio inusual, y hazle revisiones veterinarias periódicas para que reciba el chequeo de un experto.

Consejo final: Siempre vigila el caparazón de tu tortuga

Si has llegado hasta aquí, lector, ya te habrás hecho una idea de qué medidas debes tomar a la hora de cuidar el caparazón de tu tortuga.

  1. Debes vigilar semanalmente la evolución del caparazón de tu tortuga y los posibles cambios que haya tenido (color, forma…).
  2. Tu tortuga debe llevar una alimentación adecuada.
  3. También debe recibir suficiente rayos de sol a diario.
  4. Debemos evitar posibles peligros que ocasionen golpes (que deriban en infecciones en el caparazón).

Los reptiles se curan y crecen muy lentamente, por lo que los efectos de los daños en el caparazón pueden tardar años en desaparecer si no se tratan.

 

Fundadora, Editora, Redactora | carla@mitortuga.net | + posts

¡Hola! Mi nombre es Carla y soy fundadora de MiTortuga.net

Me encanta escribir, especialmente, sobre estos maravillosos reptiles. Además, esto me ayuda a complementar mis estudios de Ciencias Biológicas en la Universidad Complutense de Madrid.

Como supondrás, me encantan los animales. Siempre me han gustado. Esta página es mi pequeño aporte al mundo de la biología, y en especial a las tortugas.

Deja un comentario